Un árbitro metió un gol en la cuarta división holandesa

0
88

A un terreno de juego no solo saltan los 22 jugadores de ambos equipos, sino que en medio del partido siempre se sitúa el colegiado y, después de lo ocurrido en la ​tercera división holandesa, sus goles también cuentan.

Durante el transcurso del encuentro entre el Harkemase Boys y el Hoek, el colegiado del encuentro, que seguía demasiado cerca una jugada embarullada, marcó después de que el esférico le rebotara en su rodilla izquierda.

El resultado era de 3-1 a favor del conjunto local, pero el colegiado lo dio igualmente por valido pese a las protestas de los jugadores locales, lo que supuso que el equipo visitante anotara su segundo tanto de la tarde. Lo que si que no ha podido evitar el árbitro es que la noticia se haya hecho ​viral en las redes.

Por suerte para el colegiado, el Harkemase Boys consiguió anotar un cuarto gol, finalizando el encuentro con el resultado de 4-2. Por curioso que resulte, el árbitro del encuentro está considerado como parte del juego, por lo que un rebote involuntario, como es el caso, que se introduce en una portería se debe dar como gol.