Galaxy Note9, el smartphone ideal para gamers

0
46
Galaxy Note9, el smartphone ideal para gamers
Galaxy Note9, el smartphone ideal para gamers

Encontrar el equilibrio perfecto entre la vida laboral y personal es fundamental para los usuarios de dispositivos móviles, por eso buscan un teléfono inteligente que les facilite su trabajo, pero que también les permita entretenerse en cualquier momento y lugar.

El Galaxy Note9, el más reciente dispositivo de la familia Galaxy, integra innovaciones en software y hardware, que llevan la productividad móvil a la experiencia gaming.

En los juegos donde el tiempo y la precisión lo son todo, los cambios más pequeños en el rendimiento, como las tasas inestables de FPS (cuadros por segundo), pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte; por esta razón, los jugadores móviles quieren asegurarse que su dispositivo es el ideal.

Samsung enumera algunas de las tecnologías innovadoras que hacen que los juegos en el Galaxy Note9 sean más divertidos:

Rendimiento constante y estable

Muchos de los juegos móviles más populares ponen a los jugadores en mundos abiertos que pueden ser maravillosamente inmersivos e increíblemente exigentes para el procesador de un teléfono. Cuando se está en medio de una batalla épica o tan cerca de establecer un nuevo récord, hay pocas cosas más frustrantes que un procesador sobrecargado cause una caída repentina de la velocidad de fotogramas, lo que lleva a perder el foco o a ser víctima de un ataque enemigo.

Debido a que el rendimiento de CPU y GPU de un teléfono puede mejorar o disminuir su experiencia de juego, Samsung optimizó el Galaxy Note9 con un procesador de vanguardia de 10 nanómetros, que maneja juegos de gráficos intensivos con facilidad. Esto permite que el dispositivo brinde 33% y 23% más de rendimiento de CPU y GPU, respectivamente que el Galaxy Note8, lo que ayuda a los jugadores a mantenerse conectados y en la zona.

El Galaxy Note9 también presenta un algoritmo de ajuste del rendimiento basado en inteligencia artificial en el dispositivo que monitorea regularmente el calor y el rendimiento del dispositivo, admitiendo hasta 40% más de FPS estables cuando se juega. Gracias a la tecnología de aprendizaje automático, el dispositivo puede predecir un cambio en la temperatura antes de que ocurra y ajustar la CPU y la GPU para que no disminuya el número de FPS. Eso representa gráficos más estables y una experiencia más placentera al jugar juegos con gráficos intensivos como Fortnite.